Jueves 26 de diciembre del 2019

Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas del Ministerio de Seguridad Pública rescataron ayer a una pareja que se encontraba a la deriva en un kayak, esto en aguas del Pacífico nacional.

Esta emergencia se registró en momentos en que agentes a bordo de varias embarcaciones de Guardacostas de la estación de Caldera, Puntarenas, velaban por la seguridad de cientos de vacacionistas en distintas y concurridas playas locales.

A las 4:36 p.m. fueron alertados acerca de un kayak que era arrastrado por corrientes marinas, propiamente frente a la bocana del río Tivives, hacia donde se desplazó la patrullera GC-38-12.

Tras varios minutos de búsqueda, localizaron a un hombre y a una mujer, de 58 años cada uno, en una situación de alto riesgo pues eran arrastrados por las corrientes sin posibilidades de regresar a tierra firme por sus propios medios.

La mujer, identificada como Patricia Sánchez Mairena, estaba sobre el kayak y su acompañante, David Bolaños López, en el agua, sosteniéndose a duras penas de la embarcación.

Pese a la emergencia, ninguno presentaba lesiones y fueron rescatados rápidamente para su traslado hasta Caldera.

Según dijeron, ambos estaban en el estero del Tivives y en algún momento decidieron salir a mar abierto, pero, para su infortunio, fueron golpeados por una gran ola y volcaron, quedando a merced de las fuertes corrientes marinas.

Además de este rescate, los Guardacostas destacados en Caldera realizaron ayer 22 intervenciones, tres inspecciones a embarcaciones de turismo y un abordaje.

Los oficiales mantuvieron vigilancia en las principales playas de Doña Ana, Puntarenas y Caldera

No se reportaron detenidos, tampoco incidentes.

Deja un comentario