PCD captura narco organización familiar con antecedentes por venta de drogas y otros delitos

Cinco denuncias al 1-1-7-6 e investigación de Control de Drogas llevan a captura de un padre, sus dos hijos y un cuarto sospechoso
Infracción a la Ley de Psicotrópicos, robo, tenencia de drogas y hurto son parte de los delitos que registran los ahora detenidosUno a uno fueron capturados por la Policía Control de Drogas (PCD) del Ministerio de Seguridad Pública los cuatro integrantes de una narco estructura familiar, misma que se dedicaba a la ilícita venta de drogas cerca de dos centros educativos y cuyos integrantes tienen antecedentes por venta de drogas, así como por la comisión de otros delitos.El operativo de la PCD se dio durante este jueves, cuando los oficiales dieron captura a un padre, sus dos hijos y un cuarto sospechoso, esto en tres allanamientos simúltaneos realizados en Calle Solís de Río Oro en Santa Ana de San José.La investigación seguida por los agentes de la PCD inició el 19 de diciembre pasado, pues el narco clan familiar fue denunciado cinco veces ante la línea confidencial y gratuita de Control de Drogas: 1-1-7-6. Gracias a la informaciones suministradas al 1-1-7-6 y a las pesquisas de Control de Drogas se desarticuló la estructura y recuperó dicha comunidad.Los agentes de la PCD capturaron a Barrantes Barrantes, de 63 años, pasado en once ocasiones por venta de drogas, infracción a la Ley de Psicotrópicos, robo, uso de documento falso y delito indeterminado, este es el padre de dos hombres apellidados Barrantes Serrano, quienes también resultaron detenidos, uno de 32 años, con dos registros por infracción y tenencia de drogas; y otro de 44 años, sin antecedentes. A ellos se une un cuarto sospechoso identificado como Agüero Méndez, de 28 años, quien había sido pasado por hurto.En el operativo antidrogas realizado este jueves, la PCD decomisó 19 dosis de crack, una dosis de marihuana, 7.8 gramos de semillas de marihuana, 215.075 colones, dinero presuntamente obtenido tras la ilegal venta de drogas, y dos romanas electrónicas.

Deja un comentario