San José, 6 abr (elmundo.cr) – La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), informó que ajustó sus programas de asistencia humanitaria para entregarle a familias en condición de refugiadas, en situación de extrema vulnerabilidad socioeconómica, el monto de 500 dólares mensuales, por espacio de 3 meses, con fin de apoyarlas en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus.

“Sabemos que las necesidades de las personas que atendemos se han agravado muchísimo, principalmente las de alojamiento y alimentación, y la cooperación internacional es crucial para continuar ayudando a las personas refugiadas y las comunidades costarricenses que las acogen”, declaró Milton Moreno, Representante del ACNUR en Costa Rica.

Además, las personas beneficiarias de los recursos reciben un kit de higiene y gracias a un convenio con la Caja Costarricense de Seguridad Social, ACNUR financia el seguro médico de 6.000 personas refugiadas y solicitantes de esa condición.

Este beneficio prioriza a personas con padecimientos de salud y situaciones de vulnerabilidad económica. Los adultos mayores y profesionales de la salud serán incorporados al programa automáticamente debido a que se encuentran en mayor riesgo durante la emergencia sanitaria.