La alerta fue generada a la Policía, indicando que el sector minero de Boston, en el cantón de Abangares, provincia de Guanacaste, varias personas laboraban en el sitio, que hace muchos años fue cerrado por una compañía minera que dejó de operar en la zona.

Por ello, las autoridades policiales y de salud, ante las medidas sanitarias impuestas por el gobierno se dieron a la tarea de realizar un operativo con el fin de investigar a las personas que además de trabajar, se han asentado en esta propiedad, ya que han levantado varios inmuebles con madera y latas en condiciones no ideales para la salud, y familias conviven con menores de edad en el sitio.

La directora regional policial de la Región de Guanacaste comisionada Kattia Chavarría indicó que “se aprehendieron a 14 personas extranjeras y fueron puestas a la orden de la Policía Profesional de Migración para que se determine su situación en el país”.

Además, se logró el decomiso de 18 candelas de fabricación artesanal, 19 fulminantes comunes, dos sacos de anfo, que es un material explosivo muy peligroso utilizado para minería con un peso total de 48 kilos, dos kilos de mercurio, sustancia peligrosa y contaminante, dos rollos de mecha y una rueda de plástico para candelas.

También, se consultó un arma de fuego que tenía los documentos en regla y varios vehículos que se encontraron en la mina, y se realizaron varios informes policiales con la situación presentada en el sitio.

El Programa Regional Antidrogas(PRAD) consultó a más de 30 personas.

Esta mina se encontraba operando sin ningún permiso, sin las condiciones sanitarias adecuadas y con un alto riesgo para las personas, por lo que fue intervenida de inmediato.

La Policía se mantendrá atenta para que esta actividad no se siga presentando en el lugar.