La Policía Turística del Ministerio de Seguridad Pública ubicó a diez personas que se encontraban en playa Manuel Antonio, en el cantón de Quepos, provincia de Puntarenas.

El hecho se registró ayer domingo en horas de la tarde, cuando los oficiales se encontraban realizando patrullajes con motivo de velar que las personas cumplan con las medidas de restricción que impuso el gobierno para evitar que acudan a las diferentes playas del país.

Al ser abordados por la Policía, manifestaron que estaban descansando y aparentemente su intención era acampar en la playa. Lo cual fue impedido por las autoridades.

De las diez personas que se encontraron en el lugar, ocho fueron remitidos a la orden de migración, ya que se encontraban de manera irregular en el país.

Ellos son de apellido López, Mendoza, Zúñiga, Bermúdez, Gutiérrez, Palma, Padilla y Sosa.

A los otros dos sujetos, se les realizó un informe policial por desobediencia a la alerta sanitaria por el COVID 19, y no fueron detenidos.

Según estadística llevada por la Dirección de Apoyo Legal Policial de la Fuerza Pública, se han aprehendido a 235 personas por infringir las medidas de restricción sanitaria en todo el territorio nacional.

Deja un comentario