Soy un hombre divorciado de 45 años. Me separé hace siete años y desde hace casi un año tengo una nueva pareja que vive conmigo. Para mí ella es muy importante y nos llevamos muy bien, pero mis dos hijos son lo más importante en mi vida. Ahora mi exesposa no tiene quién le cuide a los niños y me parece muy razonable que yo los traiga a vivir conmigo durante estos días. Pero mi nueva pareja no quiere y me dice de forma despectiva que no está para cuidar niños y que si los traigo, se va de mi vida.

En la cultura occidental el número de divorcios ha ascendido de manera significativa. Muchos de ellos ocurren cuando la pareja ya tiene hijos, por lo cual, aunque se rompe el vínculo afectivo, persiste el vínculo filial con todos los deberes que implica.

Más adelante las personas divorciadas rehacen su vida, tienen parejas y con el tiempo logran una nueva relación estable. 

Si bien casi en todos los aspectos estas nuevas relaciones son iguales que cualquier otra, siempre se debe tener claro que cuando una persona tiene hijos adquiere legal y moralmente una serie de compromisos ineludibles de tipo económico, emocional y vivencial con sus hijos.

De todos es conocido que quienes tienen hijos tendrán que sacar mes a mes dinero para la pensión familiar. Asimismo, semana a semana deben destinar tiempo para compartir con sus hijos. Además en caso de una emergencia o de una contingencia, como esta pandemia, deben velar por su seguridad. 

A veces a la nueva pareja le cuesta aceptar estas circunstancias, aunque con el tiempo la mayoría logra entenderlo y se amolda a la situación. Desde luego, si persistiera el ultimátum “o tus hijos o yo”, no hay nada que dudar: “primero los hijos, después los hijos y por último los hijos” porque esa es una ley de la vida. 

Él quiere que aborte para que el coronavirus no afecte al bebé

Soy una mujer soltera de 19 años. Tengo un novio desde hace casi dos años. Creo que las pastillas me fallaron porque siempre se me olvidaban. Ayer me hice la prueba de embarazo y salió positiva. Él tiene la misma edad que yo y dice que lo mejor es que aborte porque el virus me puede dañar al bebé. Los dos trabajamos en una fábrica y escuché que la doctora decía que el virus no daña a los niños, pero no sé si al bebé en el vientre lo puede afectar.

Los estudios revelan que el coronavirus no afecta el curso del embarazo ni se asocia a complicaciones como malformaciones fetales o problemas en el crecimiento o el desarrollo. Tampoco se asocia a problemas como prematuridad, inmadurez u otras complicaciones. Al día de hoy este virus no representa una amenaza para el binomio madre-hijo. 

Por otra parte, optar por un cese del embarazo a través de un aborto electivo debe ser entendido como una decisión que le compete de manera estricta a la mujer.

No es la familia, no es la pareja, no son los amigos, no son los profesores ni el personal médico quienes deben decidir. Ante todo es una decisión propia, individual, vivencial y personalísima de la mujer.

Es relativamente común que ante un embarazo en etapas tempranas de la vida, o en condiciones económicas o sociales adversas, muchos se planteen el aborto como una salida y traten de convencer y presionar a la mujer, y en algunos casos hasta se opta por infundir miedo. Desde luego, en muchos casos se albergan temores reales y se teme por la salud de la madre y el niño. 

Sea el caso que sea, debemos entender que al día de hoy el coronavirus no es un motivo para pensar en la opción del aborto. Si es el deseo de la mujer seguir con el embarazo, lo recomendable es iniciar el control prenatal cuanto antes.

Deja un comentario