La Diputada Franggi Nicolás Solano del Partido Liberación Nacional, presentó un proyecto de ley que reduciría una única vez, un 20% del monto del impuesto a la propiedad de vehículos, naves y aeronaves incluido dentro del pago del marchamo 2021, debido a la crisis que se vive en este momento por el COVID-19.

Este año ha implicado una reducción clara y evidente respecto al ruedo proyectado para este período, ya que cientos de miles de vehículos han tenido que quedarse guardados durante la mayoría de los días de la semana, por diversas restricciones impuestas por las autoridades amparadas en la justificada cuarentena.

“Con la llegada del COVID-19, los costarricenses no solamente han visto reducidas sus finanzas, sino que también han visto disminuido el tiempo permitido en el ruedo de sus vehículos por las carreteras nacionales, esto debido a las diversas restricciones impuestas por las autoridades como producto de la cuarentena, dando como resultado una afectación en sectores sensibles de servicios, transporte y comercio, así como en las familias que utilizan su vehículo para trabajar, por lo que injusto sería una tributación que se calcule igual que los años anteriores”, explicó la diputada Nicolás Solano.

El objetivo es reducir el monto del impuesto al que se refiere la Ley N° 7088 en su artículo noveno, referente a la propiedad de vehículos, naves y aeronaves; por una única vez en el próximo período, pues resulta justo, no solo ante la singularidad del presente año que, ha implicado una reducción clara y evidente respecto al ruedo proyectado para este período, sino que también resulta una medida que le permitirá a miles de hogares y empresas con flotillas vehiculares, cerrar el año con un alivio económico ante la coyuntura de contracción económica por la que están atravesando el país producto del Covid-19.

Dentro del valor del Marchamo, hay una distribución de diversos rubros con diferentes destinos, los cuales se mantendrían iguales salvo el correspondiente al monto que se cobra sobre el impuesto de la propiedad de vehículos, naves y aeronaves. Al cual, a través de esta iniciativa se le buscaría aplicar un 20% de rebajo, de manera excepcional únicamente para el año 2021.

Esta disposición no modifica otros componentes del pago del marchamo como el Seguro Obligatorio Automotor (SOA) o los timbres, el IVA que se paga en el SOA, o los rubros para el Consejo Nacional de Viabilidad, parquímetros, Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, entre otros.

Las medidas ante una crisis como la actual, de inmensas proporciones, debe ser pensada en dos vías: para el Estado, buscando en generarle diversas entradas de recursos para que este pueda hacerle frente a sus obligaciones, (para lo cual desde la Asamblea Legislativa se ha promovido la adquisición de diversos recursos a su favor, mediante la aprobación de diversos proyectos de ley y otros que estarán por aprobarse), y al mismo tiempo debe tratarse también en función de los ciudadanos, para que ante un crisis no se vean asfixiados financieramente y esto en buena medida solo logra hacerse mediante ciertas concesiones y desprendimientos tributarios por parte del Estado.

Con el presente proyecto se busca que la disminución propuesta contribuya con las finanzas de las personas, particularmente de aquellos que utilizan los vehículos, las naves o aeronaves para trabajar, aliviando, aunque sea un poco, las condiciones que enfrentaremos el próximo año. 

El dicho pago del marchamo implica para los costarricenses un peso económico adicional en sus obligaciones, peso que algunos encuentran tan cuantioso que provoca que miles terminen optando por adquirir endeudamientos con diferentes entidades bancarias y financieras, para llevar a cabo la cancelación del mismo en pagos diferidos, sin embargo independientemente de las críticas que se tengan sobre la cuantía y la forma en la que finalmente utiliza el Estado estos montos, lo cierto es que se ha entendido en el país que este cobro justifica su existencia en un impuesto al ruedo por los 12 meses de uso de las carreteras nacionales.

 “La disminución propuesta contribuirá con las finanzas de las personas, particularmente de aquellos que utilizan los vehículos, las naves o aeronaves para trabajar, aliviando, aunque sea un poco, las condiciones que enfrentaremos el próximo año. Hoy son miles costarricenses quienes utilizan sus vehículos para trabajar; desde un comerciante hasta un mensajero”, finalizó la Diputada.

Deja un comentario