En mes y medio promete el Instituto Costarricense de Puertos del Pacifico (Incop), tener todo listo para poner en operación un ferry que conecte a Puerto Golfito con El Salvador. 

Aunque se había pensado instalar en Caldera, de momento no será posible debido a un cúmulo de situaciones. 

Juan Ramón Rivera, presidente del Incop, manifestó que Golfito reúne una serie de factores que hacen más viable la operación ahí de momento.

El proyecto se está trabajando en conjunto con la Comisión Estatal de Puertos y Aeropuertos de El Salvador, según indicó el funcionario ante una consulta de este medio.     

Rivera manifestó que Golfito es como el Plan B. La fijación tarifaria sería más sencilla, hay más espacio y un muelle propio. En contra juega un poco la lejanía, pues hay 100 millas náuticas adicionales en comparación con Caldera. 

Se está hablando con varios operadores para ver cuál es el primero en conseguir un barco. El presidente del Incop dijo que se espera participen varias empresas para no monopolizar el servicio. 

Manifestó que entre Penas Blancas y Golfito hay más kilómetros de distancia, pero de acuerdo con sus números puede haber un ahorro en tiempo. 

Agrego que el Estado solo fija la tarifa portuaria, la marítima la pondría el operador del servicio. 

También aclaró que no han renunciado a poner el ferry en Caldera, la operación en Golfito es temporal, dada la emergencia por el Covid-19.

A criterio de los salvadoreños, sería ideal tener una opción marítima como la que se plantea, especialmente por las trabas que está teniendo el transporte por frontera. 

Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), dijo que su país estaría interesado en sumarse a la iniciativa, dada la urgencia de contar con una alternativa como esta. Así lo dejó ver en una videoconferencia realizada este martes. 

En esta también participó Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), quien confirmó a este medio que Golfito era una posibilidad que se estaba analizando, pese a su lejanía con San José. 

A criterio de la ministra de Comercio Exterior (Comex), Dyalá Jiménez, el ferry no puede usarse solo cuando se presenten emergencias como el cierre de fronteras y es por eso y por un tema de costos, que el sector privado debe pensarlo bien. 

El proyecto se anunció hace dos años como una salida para sacar la mercadería al resto de la región a raíz de la crisis política que atravesó Nicaragua en 2018 en la que nuevamente se bloquearon las fronteras. Sin embargo, el avance ha sido lento y complicado.

Deja un comentario