Un menor de tan solo 10 meses ingresó en condición delicada al Hospital Nacional de Niños luego de que le cayera agua caliente en diferentes partes del cuerpo y le ocasionara quemaduras.

Marcos Alfaro, supervisor de comunicaciones de la central de la Cruz Roja Costarricense, manifestó que la alerta sobre el incidente se dio a las 8:24 a.m. de este jueves 4 de junio.

Una ambulancia se desplazó inmediatamente a una propiedad ubicada en el centro de Puriscal y atendió al menor, el cual resultó con quemaduras a nivel del tórax y de las extremidades.

En primera instancia lo trasladaron en una condición de prioridad a la clínica de la zona, pero dada su gravedad fue remitido al centro médico capitalino.

Se desconocen los motivos por los cuales el menor entró en contacto con el líquido caliente.