La mayoría de los diputados no quiere perder los 500 litros de combustible que reciben cada mes. Así lo determinó un sondeo que se llevó a cabo entre varios legisladores.

Insisten en que esta “ayuda extra” forma parte de su salario y reclaman además que otros miembros de supremos poderes, como los magistrados, también lo reciben y nadie pide que se los quiten.

También que otros funcionarios de instituciones públicas cuando realizan giras llevan hasta chofer y lo hacen en vehículos discrecionales, mientras que ellos ponen su propio carro para visitar las comunidades y deben manejar.

Lo cierto es que ahora hasta el propio gobierno incluye eliminar este rubro, como uno de los acuerdos de la mesa de diálogo multisectorial que concluyó el sábado.

El ahorro se traduciría en ¢200 millones anuales para el Estado. No es mucho, pero también enviaría un mensaje porque hasta la fecha los padres de la patria no resultan afectados por la crisis económica producida por la pandemia, pero sí aprobaron reformas que impactan principalmente a los trabajadores del sector privado.

POCO AVANCE

En el caso de la rebaja del combustible ya existe un proyecto de ley que presentó la oficialista Paola Vega, sin embargo aún permanece en la Comisión de Asuntos Económicos, sin expectativas reales de que avance.

Un panorama menos claro es la posibilidad de que a los congresistas se les rebaje el salario por la crisis, aunque desde mediados de agosto el sueldo de los ministros, presidentes ejecutivos y mandatario se redujo un 15% a petición del propio presidente Carlos Alvarado.

¿QUÉ DICE LA LEY?

El artículo 113 de la Constitución Política establece una reserva de ley ordinaria respecto a la materia de la remuneración de los señores diputados que componen la Asamblea Legislativa.

En el artículo 5 de la Ley de Remuneración de los Diputados de la Asamblea Legislativa se establece que se destinarán los 500 litros mensuales a cada congresista.

Cada mes, en una tarjeta de débito, se les deposita el equivalente al valor de la gasolina súper. El uso de este combustible es discrecional, al punto que no hay controles y algunos legisladores lo utilizan para que sus asesores también llenen sus carros de gasolina.

En cuatro años estos diputados recibirán 1.368.000 litros de combustible, lo que equivale según el precio de hoy a ¢782.496.000.

¿ESTÁ DE ACUERDO CON REDUCIR SU SALARIO O ELIMINAR EL COMBUSTIBLE?

Zoila Volio

Independiente

“Nosotros no tenemos salario, nos pagan por asistencia. La gente cree que tenemos un sueldo y no es así. Lo que tenemos es dieta y es diferente porque no tenemos patrono, y el caso del combustible quedará para verse en plenario”.

Shirley Díaz

PUSC

“Presenté un proyecto de ley pidiendo una reducción del 15% del salario de los diputados. El tema de la gasolina se ha mediatizado con la intención de alejar la luz de temas importantes. Es una cortina de humo porque los diputados usan la gasolina, pero también ponen su carro al servicio de la Asamblea Legislativa, mientras que muchos funcionarios públicos en las giras que hacen van con chofer y vehículo discrecional”.

Erwen Masís

PUSC

“Creo que todos tenemos que aportar, sea con la reducción del combustible o del salario de los diputados, el país lo requiere. Lo que sí creo es que hay que buscar la forma más justa. Los diputados que hablan de reducir el combustible es porque no lo usan, yo preferiría reducir el porcentaje del salario o dietas porque eso sí sería parejo para todos”.

Luis Fernando Chacón

PLN

“Siempre se ha criticado a la Asamblea Legislativa. Lo cierto es que no hemos dejado de laborar y hemos estado de frente, a pesar de la pandemia, en comisiones, en plenario, atendiendo a organizaciones sociales, pero la verdad somos un trabajador igual que el del sector público. Estoy dispuesto a que si la situación del país entra a una crisis donde no haya término habrá que hacer un rebajo no solo a los diputados, sino también a todo el sector público”.

Pablo Abarca

PUSC

“Hay que evaluar cuál es el mecanismo correcto. Hay varias iniciativas y cuando avancen me referiré a ellas oportunamente”.

Patricia Villegas

PIN

“La entrega de la gasolina a los diputados es parte del salario. Especialmente para quienes a diario nos desplazamos desde largo no es una ventaja, es una necesidad. Los diputados no disfrutamos de prebendas, sino que se nos dan facilidades para cumplir con nuestra labor de manera decorosa. Además de esa forma podemos cumplir con las giras. Especialmente los partidos pequeños debemos multiplicar nuestra labor y visitar el país”.

Carlos Ricardo Benavides

PLN

“Estoy de acuerdo con renunciar a esos 500 litros. Es un simbolismo relevante y a los diputados también nos toca aportar”.

Paola Vega

PAC

“Así como no les tiembla el pulso para bajarles el salario a la gente, no les tiemble para bajarnos el salario nosotros. Lo de la gasolina es lo mínimo y la usen o no creo que ganando ¢4 millones al mes pueden pagar su propia gasolina. Es un abuso y un relajo”.

José María Villalta

FA

“Es indefensible quienes no apoyan las rebajas. En mi caso he apoyado el proyecto de la diputada Vega y es lamentable que la mayoría de los diputados vivan como desconectados de la realidad del pueblo y sin dar el ejemplo. Esa postura es indefendible y por eso la Asamblea se desprestigia”.

Leave a Reply