Un taxista dio aviso a las autoridades policiales pues observó en el parque del cantón de Aserrí, San José, a varios sujetos en un vehículo y a uno de ellos manipulando un arma de fuego.

La alerta se presentó ayer miércoles en horas de la tarde, cuando los agentes del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) de la Fuerza Pública, se encontraban realizando operativos de seguridad en la zona.

Ante la descripción del automotor brindada por el conductor del taxi, los oficiales del GAO realizaron varios recorridos logrando detenerlo en las inmediaciones de la Escuela Santa Marta.

En el sitio, la Policía abordó a las personas que viajaban en el auto, uno de apellido Isaza, otro Murillo, con antecedentes por tenencia de droga y portación de arma, y dos mujeres apellidadas Fernández y Campos, esta última con antecedentes por introducción de droga a un centro penal.

Al revisar el vehículo y gracias a la pericia policial, los agentes de la Fuerza Pública ubicaron un compartimiento oculto en donde se encuentra el aíre acondicionado, logrando así observar dos armas de fuego.

La Policía indicó que se decomisó una pistola y un revólver, así como 56 municiones de diferentes calibres.

Se coordinó con la Unidad Canina del Ministerio de Seguridad Pública para que revisa el vehículo con un can experto en explosivos, ante las sospechas de que hubieran más armas; sin embargo, se descartó.

Por orden de la fiscalía se detuvo al hombre de apellido Isaza, pues era al conductor del vehículo, las otras personas se pusieron en libertad. Enfrentará una causa por portación ilegal de arma permitida.

Leave a Reply