Johel Solano Julio 20, 2021

(CRHoy.com) Un hombre que fue sentenciado por el homicidio de Rosberly Córdoba armó un zafarrancho cuando ingresaron los agentes de cárceles del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El sujeto lanzó un escritorio de madera e hizo como un intento de huir, pero rápidamente fue detenido por los oficiales de cárceles.

El hombre fue condenado por el Tribunal Penal del II Circuito Judicial a una pena de 27 años de cárcel y esto provocó el descontrol registrado este martes en la sala 4 de los Tribunales de Goicoechea.

Minutos antes de las 9 a.m., el imputado generó el zafarrancho y empezó a gritar que era inocente. Cuando fue frenado por los oficiales señaló otras frases, como que prefería morir y que amaba a sus hijos.

“¡Soy inocente!, ¡Soy inocente!, ¡Tengo dos hijos!, ¡Hoy muero aquí!”, gritó el condenado.

El sujeto fue señalado por cometer el ataque donde murió la joven que trabajaba como administradora de la Farmacia La Bomba.

Ella murió tras recibir un disparo durante un asalto en el 2014.

Durante la sentencia, otros 3 sujetos de apellidos Mesén, Mora, y Umaña fueron condenados a 20 años de cárcel.

La sentencia fue dictada por las juezas Rosaura García, Maureen Iong y el juez Alfredo Arias.

Leave a Reply