🚨🚨🚨🚨🚨🚨🚨🚨🚨

ÚLTIMA HORA

• Conductor y custodios fueron rescatados en El Coyol, Alajuela.
• Empresa de seguridad privada que brindaba custodia a camión colaboró con ubicación por medio del GPS.

Una llamada de alerta sobre un incidente en calle López de Llorente de Flores, Heredia terminó en la aprehensión de un sujeto en Puntarenas.

Esta madrugada al ser las tres con 14 minutos, los oficiales de la Fuerza Pública de Heredia verificaron el predio en el que guardan contenedores en este lugar herediano, luego de ser alertados sobre varios disparos en el lugar.

Al llegar ubicaron rastros de sangre, vidrios, una camisa de una empresa de seguridad privada, zapatos y un radio de comunicación. De inmediato coordinaron con la empresa de seguridad privada que ubicaron en la camisa para tener más detalles.

Al inspeccionar más a profundidad en el lugar, junto a personal de la empresa de seguridad privada, observaron que faltaba un contenedor que transportaba carne.

De inmediato verificaron si el camión poseía sistema de localización satelital (GPS por sus siglas en inglés) y efecto así era.

El GPS reportaba que el contenedor circulaba en ruta hacia Esparza, Puntarenas, por lo que en una rápida coordinación policial se efectuaron cierres de carretera y búsqueda para dar con el mismo.

Minutos más tarde la Fuerza Pública de Alajuela ubicó al conductor y el custodio en El Coyol de Alajuela, quienes dijeron que fueron retenidos al ingresar al predio en Heredia y bajo amenaza les retuvieron y abandonaron en este sitio.

Ambos hombres presentaban golpes y escoriaciones varias en el cuerpo, por lo que fueron trasladados al hospital de Alajuela.

Fue cerca del parque de Barranca en Puntarenas que oficiales de la Fuerza Pública de esta provincia dieron con el vehículo en un lote baldío.

En el sitio observaron a tres sujetos, quienes al ver la presencia policial huyeron, más la Fuerza Pública capturó a uno de ellos.

El detenido es de apellido Serrano, nicaragüense, quien posee antecedentes por resistencia a la autoridad y violencia intrafamiliar.

El extranjero permanece en condición migratoria irregular, ya que poseía cédula de residencia vencida en el año 2007.

La Fuerza Pública continúa con la búsqueda de los otros sospechosos.

El contenedor no lograron abrirlo, pues mantenían los sellos de seguridad aún.

El caso permanece ahora en manos de la Fiscalía de Puntarenas y la Policía Judicial.