Dos mujeres fueron asesinadas a balazos y a puñaladas en menos de 24 horas en dos diferentes hechos ocurridos en Puntarenas y en Heredia, respectivamente.

El primer homicidio se dio la madrugada del jueves, a eso de las 4 a.m. en Miramar, luego de que un hombre, en apariencia, llegara a buscar a una mujer gritando su nombre desde la vía pública.

Luego de llamarla varias veces, aparentemente el sujeto se acercó a la puerta de la vivienda y, desde una rendija, le disparó en la zona del tórax, lo que provocó su muerte inmediatamente en el lugar.

 

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó a la mujer como de apellido Salas, de 26 años, quien además es madre de dos niños; uno de ocho años y otro de seis meses.

Según familiares de la víctima, un hombre, quien días antes había enviado flores y chocolates que la fallecida rechazó, habría sido el responsable de asesinarla, sin embargo, el caso está bajo investigación de la Policía Judicial de Puntarenas.

Otro suceso más ocurrió este viernes a eso de las 3 a.m. en el barrio La Gran Samaria en San Francisco de Heredia, luego de que un hombre aparentemente asesinara a puñaladas a su esposa.

“La ahora fallecida estaba en la casa con el sospechoso. Se dio algún tipo de altercado y la mujer fue herida por arma blanca en la cabeza, el pecho, los brazos, piernas y espalda, provocando la muerte inmediata de la mujer en el lugar de los hechos”, dijo el OIJ.

 

El supuesto homicida es un hombre de 40 años, esposo de la mujer, quien dio aviso a la línea de emergencias 9-1-1 alertando lo ocurrido y se quedó en el lugar donde fue detenido por la Fuerza Pública.

Los agentes judiciales indicaron que los familiares escucharon a la mujer, identificada como Rosibel Picado Montes, de 33 años, pidiendo ayuda. Sin embargo, cuando llegaron, Picado estaba muy herida, y falleció segundos más tarde.

Por la forma en la que se dieron los hechos, las autoridades no descartan que se trate de un femicidio.

 

Al 9 de marzo de 2022, se registran un total de nueve muertes violentas contra mujeres. La Fiscalía Adjunta de Género había clasificado como femicidio a las muertes ocurridas el 11 de enero en San Rafael de Heredia y el 3 de marzo en La Garita Vieja, de Santa Cruz, Guanacaste. Las restantes 7 muertes están pendientes de ser clasificadas

Mientras que, en 2021, según la clasificación de la Subcomisión Interinstitucional de Prevención del Femicidio, de un total de 65 muertes violentas ocurridas, se registraron solo 15 femicidios y 14 homicidios, pero que no son femicidios. Las restantes 35 muertes están pendientes de ser clasificadas, a la espera de informes policiales y periciales o de revisión.

No puedes copiar el contenido de esta página.