La joven, quien es madre de tres niñas, salió de su casa a eso de las 7:30 p.m. el pasado 30 de marzo a visitar a una amiga, pero nunca volvió.

Los restos óseos que fueron encontrados enterrados cerca del Río Barranca en Puntarenas, sí son de la joven Franciny Pamela Duarte Araya.

El viernes 13 de mayo, familiares y amigos de la mujer, hallaron un cuerpo quemado. Lo primero que localizaron entre la maleza fue un cráneo, cerca del cual luego encontraron los demás restos; todo estaba enterrado cerca de donde Duarte Araya fue vista con un hombre por última vez.

Un familiar de la joven le confirmó a Teletica.com que ya Medicatura Forense les notificó que los huesos si son de ella.Artículos Destacados

“Hoy nos llamaron como a las 6 p.m. a decirnos que los resultados de ADN confirmaron que los restos encontrados son de Franciny. Mañana a las 8 a.m. tenemos que ponernos en contacto con el OIJ para saber a qué hora nos la entregan”, dijo el familiar.

La misma semana en la que aparecieron los huesos, las autoridades le extrajeron sangre a la mamá y al papá de la desaparecida para determinar, cuanto antes, si los restos encontrados correspondían al ADN de Duarte.

La joven, quien es madre de tres niñas, salió de su casa a eso de las 7:30 p. m. el pasado 30 de marzo a visitar a una amiga, pero nunca volvió.

El principal sospechoso de este caso es un hombre de apellido Zapata, que fue detenido el 14 de mayo en Quepos por aparentemente violar a dos turistas británicas en un hostal de Playa Manuel Antonio.

Zapata tenía pocos días de estar en la zona de Quepos y había sido reseñado semanas atrás por el OIJ de Puntarenas como el principal sospechoso de la desaparición de Franciny Duarte Araya.

Este hombre era vecino de Franciny en el barrio Juanito Mora, pero tras la desaparición se fue del lugar.

Ahora, la Policía Judicial presentará la respectiva denuncia y pruebas de la investigación al Ministerio Público porque el sujeto sería el homicida.  

%d bloggers like this: