#interNacionales // Una niñera abusó de un joven de 13 años que cuidaba y tuvo un hijo con él

Spread the love

#Hablandoalchilecr | Una niñera de 20 años fue condenada en mayo a 2 años y medio de prisión tras abusar sexualmente de un adolescente de 13 años y tener un bebé con él. Ahora, la madre del chico violado rompió el silencio para contar cómo la joven armó un plan para abusar de su hijo, abuso del cual nunca se arrepintió.

Según el tribunal de Reino Unido, la abusadora no mostró ningún remordimiento por sus actos. Leah Cordice, oriunda de Berkshire, en Inglaterra, tuvo relaciones sexuales con el niño al menos cinco veces cuando ella tenía 17 años y lo cuidaba en su casa entre 2017 y 2018.

Para eludir sus responsabilidades, la joven dijo ante la corte de Reading Crown, que el niño la había violado en todas esas ocasiones. Sin embargo, el juez descartó esa versión de los hechos y resaltó que si Cordice fuera hombre “ponerle una custodia sería casi inevitable”.

El adolescente de 13 años recordó que estaba jugando a la Xbox cuando Cordice lo cuidaba. Aprovechando que sus padres no estaban, ella le sacó el pantalón y le realizó sexo oral, según contó a la Fiscalía.

Luego se reunían dos veces al mes para tener relaciones sexuales, ya que ella cuidaba al niño mientras la madre trabajaba hasta tarde. La niñera. además, le enviaba al joven abusado una serie de mensajes quejándose que no le hablaba lo suficiente y elogiando sus fotos “lindas” de las redes sociales.

Ahora la madre del niño, que permanece en el anonimato para proteger la identidad de su hijo, describió el engaño de su ex amiga y el “cero remordimiento” por sus acciones. Ella dijo: “Leah era una amiga de confianza de la familia. Irrumpió en la habitación de mi hijo mientras yo no estaba allí, mientras él se relajaba jugando y lo violó”.

“Ella nunca mostró remordimiento, destrozó a mi hijo durante mucho tiempo. Ella es una mentirosa compulsiva. Que mi hijo se convierta en padre a una edad tan temprana, fue muy traumático para todos nosotros”.

La niñera estaba casada al momento de los abusos, entre 2017 y 2018. Cuando quedó embarazada, le dijo a su esposo que juntos estaban esperando un bebé. Pero luego, cuando estalló el caso en la Justicia, Cordice se sometió a una prueba de ADN, que confirmó que el niño no era de su esposo, sino del adolescente del cual había abusado.

La víctima ahora tienes 16 años, sufre de ansiedad y debe ser atendido por psicólogos en forma periódica.

Fuebte el Clarín

[themoneytizer id = "41490-16"]