Ministro Salas y directora de Migración ordenan recibir nicas.

Spread the love

Mientras Panamá y Nicaragua no aceptan a nadie.

“La persona que sea rechazada por la República de Nicaragua por cualquier situación relacionada con temas sanitarios (presentar sintomatología, rechazo de la prueba PCR, u otros de ese tipo) podrá ser admitida en Costa Rica, en virtud de que no se materializó el egreso, no obstante para ello deberá proceder de inmediato a solicitar la anulación del egreso y demás actos administrativos colaterales que se hayan emitido a su egreso, en la oficina de la Dirección General de Migración y Extranjería.

En caso de no hacerlo así no podrá esa institución anular las eventuales medidas sanitarias de impedimento de ingreso emitidas contra la persona al momento de su egreso”, señala el lineamiento general para el egreso de personas viajeras hacia Nicaragua por puesto migratorio habilitado ante la alerta por Covid-19, y firmado por el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza y la directora de Migración, Raquel Vargas Jaubert.

Este lineamiento se convirtió en la discordia desde el mediodía de este martes, tras ser anunciado por las autoridades de gobierno, pues deja en evidencia que el Ejecutivo juega con la ciudadanía.

Lo anterior porque las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) trabajan de lleno para lidiar con los más de 500 contagiados que salen a diario, 125 fallecidos en total, 53 que se encuentran en cuidados intensivos y los 323 hospitalizados, pero ahora súmele albergar sin mayores recursos a estas personas.

600 PINOLEROS VARADOS

Precisamente en la frontera norte con Peñas Blancas al menos 600 nicaragüenses se encuentran a la mano de Dios, luego de que el gobierno de Daniel Ortega girara instrucciones sobre que ninguna persona sin la prueba de Covid-19 negativa podía entrar al vecino país.

Pero si esto es así nacen una serie de dudas al respecto, como por ejemplo ¿qué pasará con aquellos que resulten positivos con la prueba Covid?, ¿será que el Gobierno de la República hará instalaciones en una zona especial para recibirlos?, ¿dónde se ubicará esa zona especial?, ¿cuánto será el costo económico de esa zona especial?, ¿quién correrá con los gastos?

CORREDOR HUMANITARIO

DIARIO EXTRA denunció el pasado junio que Álvaro Leiva, director de Misión para Centroamérica y Estados Unidos de Canadian Human Rights International Organization, advertía una eventual oleada de migrantes pinoleros a nuestro país que superan los 13.000 entre julio y setiembre de este año. 

El activista en derechos humanos conversó sobre la propuesta que envió mediante una carta al gobierno de Carlos Alvarado sobre la posibilidad de instalar una “zona especial” para albergar nicaragüenses en territorio nacional.

Adujo que fue el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) quien le señaló la cifra de los 13 mil e incluso cómo esto iba a beneficiar al país en un tema turístico y económico, además que así el Acnur podía justificar la solicitud de fondos a la ONU de sus proyecciones económicas anuales. 

Consultado al respecto Jean Pier Mora, representante de prensa del Acnur en nuestro país, refirió que efectivamente hay un plan denominado de Apoyo para la Zona Norte, pero en este momento están abocados a la contabilidad de las personas refugiadas o solicitantes que estén en Peñas Blancas o aquellos que involucren temas solo con desplazamientos forzados, pero no hay ayuda económica ofrecida por parte de la entidad al gobierno tico.

[themoneytizer id = "41490-16"]