Nuevo puente sobre el Virilla supera primeras pruebas para soportar el tránsito

Spread the love

 

  • Se colocaron hasta 10 vagonetas en diferentes partes del puente cargadas de 33 toneladas cada una, con resultados óptimos. 
  • Trabajos finales se concentran en las barreras anticaídas de peatones, la iluminación y en las aproximaciones y juntas de la estructura.
  • Tal como está planificado, puente sobre la ruta 32 entrará en servicio el próximo mes de setiembre. 

Esta semana, se realizaron dos de las tres fases de las pruebas de carga en el nuevo puente sobre el río Virilla de la ruta 32. Bajo este panorama, y de acuerdo con el cronograma original, el puente entrará en servicio en los primeros días de setiembre próximo. 

Según detallaron en el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI), las pruebas arrojaron resultados óptimos y según lo esperado. Para las pruebas, se colocaron en diferentes partes del puente entre 6 y 10 vagonetas cargadas de 33 toneladas cada una, de acuerdo con los criterios estructurales a valorar. 

Los resultados de la medición cumplieron con lo previsto. Ahora, solo queda pendiente una prueba más, la cual se realizará a finales de agosto, con 18 vagonetas. Se espera un resultado positivo que permita dar continuidad a la entrada en servicio de la estructura. 

Actualmente, se tiene un avance del 92% y se trabaja en las mejoras de los 300 metros de carretera, inmediatos a las entradas del actual puente en servicio, entre Tibás y Santo Domingo.

En el sector norte (Santo Domingo) se interviene el carril interno u oeste, con pasos regulados las 24 horas del día. Por otro lado, sin afectación considerable al público, se está laborando en la construcción del paso al nuevo puente en el sector sur (Tibás).

Asimismo, la semana anterior se cerró la antigua rampa que comunicaba con Barrio el Socorro, y ahora se utiliza el nuevo paso construido para este fin, en torno al nuevo puente Virilla. 

Además, ya se finalizó la impermeabilización del tablero, sobre el que se colocó la superficie de ruedo en mezcla asfáltica. Sobre este pavimento es que se realizaron las pruebas de carga. 

También se trabaja en la colocación de un sistema independiente de protección de caída de personas, la iluminación para el puente nuevo y del existente, así como el señalamiento vial, tanto en la nueva estructura como en las aproximaciones. 

Con 285 metros de longitud, esta obra implica una inversión de $22.36 millones, aproximadamente ¢13.700 millones, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). 

Este proyecto es administrado por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y es ejecutado por el Consorcio Virilla 32 S.A., compuesto por la empresa nacional MECO y la española Puentes y Calzadas.

[themoneytizer id = "41490-16"]